jueves, 11 de octubre de 2012

Los tipos de recarga para coches eléctricos según Endesa


Todos sabemos que cualquier vehículo eléctrico necesita cargar su batería para funcionar. Es básico, sin embargo muchas veces queda en segundo plano. Normalmente, usuarios y fabricantes se centran en explicar y entender cómo funciona el vehículo en sí. Por su parte, las compañías eléctricas ven con buenos ojos la implantación del VE y lógicamente, lo ven desde su perspectiva; el enchufe. La idea general es muy simple, aunque Endesa nos explica todos los pormenores.

Endesa clasifica las infraestructuras de recarga por tipos de recarga, modos de recarga y tipos de conectores.


Tipos de recarga: Básicamente hay que distinguir la recarga rápida de la recarga convencional. Dependiendo del tipo de corriente (continua o alterna), del voltaje y del amperaje, se obtienen diferentes niveles de potencia. Lógicamente, a mayor potencia eléctrica, menor tiempo de recarga y viceversa.

Por eso, en FCE creemos que lo ideal sería hablar de potencia (kW), para que, conociendo la capacidad de la batería de nuestro vehículo (kWh) podamos saber el tiempo de recarga de manera aproximada. Por norma general, la recarga convencional tiene una potencia máxima de 3,6 kW, mientras que la recarga rápida ronda los 50 kW.


Modos de recarga: Hacen referencia al nivel de comunicación entre el vehículo y la infraestructura de recarga.
Un primer modo sería el que carece de comunicación, como cualquier toma doméstica. El segundo modo corresponde también a una toma doméstica, pero con un piloto integrado en el cable que verifica la correcta conexión del vehículo a la red. El tercer modo sería un punto de recarga inteligente, que integre los dispositivos de control y protecciones, usando conexión tipo "Mennekes". El cuarto modo sólo se aplica a recargas rápidas, e incluye un conversor a corriente continua.

Tipos de conectores: Determinan la conexión entre el vehículo y el punto de recarga. No hay estandarización de momento, luego según el tipo de vehículo, puede emplear desde un simple enchufe Schuko convencional de 3 polos (1 fase, 1 neutro, 1 tierra), hasta un Mennekes de 7 polos (3 fases, 1 neutro, 1 tierra, 2 pins de comunicación), pasando por el popular SAE J1772 de 5 polos (1 fase, 1 neutro, 1 tierra, 2 pins de comunicación).

Artículos relacionados:

Surtidor, el sistema de recarga español para coches eléctricos



Fuente | Endesa
Imagen cable de recarga

No hay comentarios:

Publicar un comentario